jueves, 25 de abril de 2013

O trote


Los actos para recibir a los nuevos estudiantes universitarios tienen en Brasil una gran importancia. Desde la semana anterior al inicio de las clases la universidad organiza actos para recibir a los calouros (novatos). Al igual que ocurre  en los colegios mayores de España, los estudiantes reciben a los estudiantes con bromas-putadas-novatadas. Estas son diferentes en cada carrera, variando también el nivel de mala leche de las mismas. Ocurre, eso sí en todas las carreras, que los veteranos pintan los cuerpos de los calouros y que estos sean medio forzados a pasearse por la ciudad pidiendo dinero, que después se gasta organizando una fiesta para toda la carrera. No os creáis que piden poco dinero, el precio medio de una de estas fiestas es de 6.000 R$, unos 2.300€, por lo que cada calouro tiene que conseguir recaudar alrededor  de 100€



Creedme que para un europeo que no sabe de que va el tema, que se te acerque alguien en tu primer día en Río pidiéndote dinero, sin camiseta y con el cuerpo pintado con témperas con los colores de la bandera de Brasil da, como poco, miedo.